Dice el Salmo 118: «Antorcha para mis pies es tu Palabra, y luz para mi senda«. La Palabra, nos recuerda el Evangelista San Juan, es la esencia de la acción creadora de Dios: «Por ella todo fue hecho y sin ella nada se hizo de lo que ha sido hecho. La Palabra era la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz luce en las tinieblas, y las tinieblas no la recibieron».

En medio de este mundo cada vez más sombrío, queremos dejarnos guiar por la luz de Su palabra y la claridad de Sus acciones. Con esta colección queremos ser la luz de mundo, queremos plasmar la Palabra de Dios en nuestra ropa y en nuestros corazones para que nuestra vida y también nuestra forma de vestir sean el candelero que ilumine a los que viven en tinieblas.

¿Qué frases del Evangelio te ayudan en tu vida de fe? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!